Miembro de International Society of Aesthetic Plastic Surgery (ISAPS) | Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)
Cirugía facial | Dermabrasión

Cirugía facial

Dermabrasión

La Dermabrasión o alisamiento de la piel está indicado para tratar las arrugas de alrededor de la boca (periorales) o las irregularidades causadas por cicatrices, incluyendo las del acné. 
Al efectuar una dermabrasión, se trata toda la zona anatómica en la que se encuentre la alteración, para disimular los posibles cambios en la tonalidad de la piel, así, en unas arrugas de alrededor de la boca, deberá tratarse toda la zona anatómica que limita por arriba con la nariz, por abajo con el mentón y por los lados con los surcos nasogenianos. 
En algunos casos, es posible que sea necesario repetir la dermabrasión, para conseguir resultados óptimos.

 

Intervención. Se eliminan las capas más superficiales de la piel mediante el lijado o fresado de la superficie a tratar.

Cicatriz. La zona curará con costras superficiales.

Duración intervención. Entre 1 y 2 horas.

Estudios preoperatorios. Analítica sanguínea, electrocardiograma, RX de tórax y fotografías.

Anestesia. Anestesia general o anestesia local con sedación. Dependerá de la extensión de las zonas a tratar.

Ingreso. Generalmente no precisa.

Cuidados Postoperatorios. Durante los primeros días del post-operatorio es necesaria la inmovilidad de la zona, por lo que el paciente puede verse obligado a tener que seguir una dieta blanda, e incluso tener que comer los alimentos triturados con ayuda de una pajita. 

Evolución postoperatoria. La zona tratada se curará con una costra, descubriendo una nueva piel lisa y sonrosada durante un tiempo variable, durante el que deberá evitarse la acción de los rayos solares o UV, que podría causar una hiperpigmentación en la zona tratada.

Riesgos. Hiper o hipopigmentación de la zona tratada.

tratamientos