La Cirugía de la nariz, Rinoplastia o Rinoseptoplastia busca la armonia y la funcionalidad ya que una nariz operada debe funcionar correctamente, ser proporcionada de acuerdo con la totalidad de la persona y específicamente con su cara, y el resultado conseguido debe ser natural, es decir, que no se aprecie que ha sido operada. Muchas veces, el paciente puede mejorar su perfil facial con la rinoplastia y efectuado al mismo tiempo un aumento de mentón, para dar una apariencia más armónica a toda la cara.

Dependiendo del caso, puede ser posible modificar la forma de una nariz solamente con la extirpación de pequeñas cantidades de cartílago y hueso, pero en otras ocasiones, para aumentar el tamaño de una nariz demasiado pequeña, para rellenar zonas o para dar soporte, será necesario el uso de injertos de cartílago del propio paciente.

http://www.icmce.com/tratamientos/cirugia-del-menton/

Intervención

Existen varias técnicas de rinoplastia (cirugía de la nariz), que pueden diferenciarse en dos grupos:
•    La rinoplastia cerrada, en la que las incisiones se sitúan por dentro de los agujeros de la nariz (narinas).
•    La rinoplastia abierta, en la que se efectúa una incisión en la piel que separa los dos agujeros de la nariz (columela).

Cicatriz

Estudios preoperatorios

Analítica sanguínea, electrocardiograma, RX de tórax y fotografías.

Anestesia

Anestesia general o anestesia local con sedación

Ingreso

Puede requerir de unas horas o 1 noche

Cuidados postoperatorios

Normalmente se aplica una férula sobre el dorso, que es retirado a los diez días. Se efectúa un taponamiento de la nariz, durante unas horas o tres días, haciendo que tenga que respirar temporalmente por la boca. Se recomienda drenaje linfático una vez retirada la férula y los tapones nasales.

Evolución postoperatoria

Es una intervención que no es, en absoluto, dolorosa, aunque frecuentemente aparezcan moratones e hinchazón en la zona de alrededor de los ojos, durante unos pocos días. Debe tenerse en cuenta que, una vez se retire el apósito, la nariz aún estará ligeramente hinchada y deberá ser necesario esperar algún tiempo, que puede variar de paciente a paciente, para contemplar el resultado definitivo.

Riesgos