El tratamiento de Electroestimulación consiste en provocar contracciones musculares mediante impulsos eléctricos. Estas contracciones también ayudan a movilizar el sistema linfático. Es importante comprender que este tratamiento por si solo no es un “tratamiento de adelgazamiento” sino un complemento que necesita también de una dieta equilibrada y un programa de ejercicio adecuado.

Tratamiento

Aplicación de impulsos eléctricos en los diferentes grupos musculares mediante parches.

Zonas

Se puede realizar en músculos del tren superior (brazos, abdomen, espalda…) y del tren inferior (glúteos, muslos,…)

Mantenimiento

Se recomienda empezar con 2 sesiones semanales hasta completar un total de 10 sesiones. En ese momento se valorará el estado del paciente y se adecuará a las necesidades que vaya mostrando.